Una forma de Cultivo Interior
Comprender la Naturaleza...Conectarnos...
Nuevas sensibilidades...nuevas inteligencias...

                                             EL MILENARIO ARTE DEL SUISEKI-DO                                                                                               por Francisco E. Sola, Maestro Sudamericano de Salta, Argentina

 
EL ARTE DEL SUISEKI-DO CONSISTE EN EXPLORAR LAS MONTAÑAS Y LOS LECHOS DE RÍOS
PARA ENCONTRAR LAS PEQUEÑAS ROCAS NATURALES QUE MUESTRAN EL EXTRAORDINARIO ASPECTO DE UN PAISAJE MONTAÑOSO COMPLETO,
 PARA LUEGO RECOLECTARLAS, CLASIFICARLAS Y EXHIBIRLAS PARA SU CONTEMPLACIÓN. 
 

Esta actividad exige una atención intensa en la observación de la naturaleza, modificar la escala mental  para encontrar inmensos paisajes maravillosos en una roca que cabe en una mano.

Para seleccionar una Piedra-Paisaje adecuada, es necesario "recorrer" mentalmente muchas, observando, revisándolas, con la sensación de haber caminado kilómetros en la superficie de la roca -practicando un trekking profundo.

 
"La pequeña piedra muestra el valle, sugiere las nubes y el viento. Revela el cosmos.  Es la esencia de la belleza perfecta." 
 
Son NATURALES, NO se las corta, pule o modifica...el Arte es encontrarlas ya perfectas...las bases que no son naturalmente planas se arreglan tallando las bases de exhibición de madera.
 
 
 
 
 

CONTENIDOS: "El Milenario Arte Suiseki-Do" "Origen Histórico" "Historia en China" "El Arte Tanseki-Koo denominado también "Caminantes del Desierto"  "HISTORIA DE LAS PIEDRAS-PAISAJES EN AMÉRICA" y "¿PARA QUÉ PRACTICAR SUISEKI-DO?"

 

LAS SIGUIENTES IMÁGENES MUESTRAN PIEDRAS-PAISAJES EXHIBIDAS EN SUS BASES  

Es admirable y extraordinario, encontrar en la Naturaleza una pequeña piedra en forma de un perfecto y completo paisaje miniatura.  

 Estilos de las Piedras-Paisajes: Montañas lejanas y Montañas cercanas 

 

 

 

Las inclusiones de minerales como cuarzo o feldespato, dan la ilusión de "nieve" en el paisaje:

 

De acuerdo a la tradición y a las reglas del arte Suiseki-Do, las piedras-paisajes  encontradas:

NO DEBEN SER INTERVENIDAS, ni cortadas, ni modificadas de ninguna forma, respetando el aspecto natural que muestran.

Se tallan las bases de madera siguiendo el contorno irregular.

   

 

 

  

 

 

 

 

 

LAS FOTOGRAFÍAS DE LAS SUISEKI DEBEN SER NÍTIDAS,

POR LO TANTO ES NECESARIO AJUSTAR LAS TOMAS PARA EVITAR EL EXCESIVO BRILLO DE LA ILUMINACIÓN, QUE "REBOTA" EN LAS SUPERFICIES PULIDAS NATURALMENTE DE LAS SUISEKI. 

 ALGUNAS BUENAS SUISEKI PERMITEN, POR LA RIQUEZA DE SUS FORMAS, ACERCAMIENTOS FOTOGRÁFICOS QUE MUESTRAN DETALLES NOTABLES

 

 

 

 

PIEDRAS-PAISAJES EN FORMA DE  VIEJAS ALDEAS Y CASAS RURALES 

Esta clasificación, que se aleja de las Piedras-Paisajes montañosas, es muy apreciada y simboliza las antiguas aldeas y viejas casitas rurales con techos rústicos...son notables los hallazgos de rocas con estas formas. 

  

 

 

 ESTILO "DANSEKI ":

 Este es un estilo muy apreciado desde tiempos antiguos, la piedra muestra una planicie - simulando una meseta o un valle- e inmediatamente al lado una montaña. Las formas múltiples de este estilo, llamado también "de escalón o escalones", ya son abundantes en las colecciones antiguas, pero son ciertamente escasas y difíciles de encontrar.

 

 

Las piedras DanSeki escalonadas, con tres escalones y con dos (la forma clásica)

 

LA EXPLORACIÓN DE LAS PIEDRAS-PAISAJES

ES UNA ACTIVIDAD APASIONANTE LLAMADA  GLOBALMENTE "TANSEKI-KOO"

LA PRÁCTICA DEL ARTE DEL SUISEKI-DO comienza con los ejercicios necesarios para EXPLORAR y ENCONTRAR una buena Piedra Suiseki (totalmente lista y expresada) en la Naturaleza, NO SON ARTESANÍAS... Se encuentran ya perfectas...no se las talla, ni altera de ningún modo. Luego viene la práctica de su interpretación y clasificación, transformándola en una joya conceptual y estética.

La disciplina de transitar por senderos montañosos, en meditación profunda, caminando  en un estado de hiper-alerta, en la búsqueda de las Piedras Suiseki, también se denomina TANSEKI-KOO y en América la denominamos "Disciplina de los Caminantes del Desierto".

EXPLORACIONES EN LADERAS DE CERROS, CUEVAS, QUEBRADAS y RÍOS

 

AGUARDAN HALLAZGOS MUY INTERESANTES Y PIEDRAS-PAISAJES EXCELENTES A LOS EXPLORADORES DE LAS SUISEKI 

 

 SATISFACCIÓN POR UNA EXITOSA EXPLORACIÓN 

Los grupos de exploradores, entusiastas de las Piedras-Paisajes, formados por personas de todas las edades, recorren los lugares "especiales" para lograr los hallazgos que luego enriquecerán las valiosas colecciones personales.

El grupo mostrando sus hallazgos, ya sobre las bases de exhibición, satisfechos y contentos por la experiencia y los resultados. 

 

TAMAÑOS DE LAS PIEDRAS SUISEKI Y SU DENOMINACIÓN UNIVERSALIZADA:

MAME: suiseki miniatura: Desde 2,5 hasta 15 cm  

KOGATA: suiseki pequeña: Desde  15 hasta 30 cm 
 
HYONJUN: suiseki standard-normal: Desde  30 hasta 60 cm 

OOGATA: suiseki grande: Desde 60/80 Hasta 90 cm  

El tamaño de una Piedra Paisaje puede ser desde la pequeñez del tamaño de una joya hasta el tamaño máximo que se mide por el siguiente concepto: La Piedra Paisaje debe poder levantarse con ambas manos, más grandes ya son Piedras-Paisajes de jardín para el Arte Bonkei. 

   

 

  

 Una buena Piedra-Paisaje satisface a la vista, a la vez que nos inspira, reproduciendo lugares y montañas, en miniatura. Las Piedras-Paisajes  son atesoradas como metáforas en rocas, las cuales nos ayudan a conectarnos y comprender las cosas valiosas de la vida.

Cada vez que contemplamos una Piedra Suiseki nuestra mente en forma automática desarrolla una acción "completadora" (Gestáltica) y lo contemplado se vuelve pletórico de símbolos personales, culturales y ancestrales.

La siguiente piedra-paisaje muestra un paisaje aéreo "montañoso lejano".

Estas Suiseki muestran extensos paisajes de montañas lejanas: 
 
En estas piedras con formas de paisajes, en un concepto fractal, se encuentra  concentrada  la  quintaesencia de las energías que modelaron los grandes paisajes: las  lluvias, los vientos, el sol, la nieve, los volcanes, los ríos, etc.,  por lo cual, la solidez, persistencia y estabilidad natural de las rocas,  consolidan y configuran una fuente inagotable de inspiraciones.

 Desde hace milenios, el maravilloso arte del Suiseki-Do es  desarrollado ininterrumpidamente hasta nuestros días en China, Japón, y Corea, propagándose intensamente en Europa por Italia, Inglaterra, Suiza y Alemania, en América,  por EE.UU. y Argentina.

 La Cultura Andina es actualmente un gran referente de este Arte Natural.

Las Piedras-Paisajes no son artesanías sino una expresión pura de la Madre Naturaleza.

 LAS INCLUSIONES DE CUARZO, A VECES,

HACEN APARECER LA ILUSIÓN DE "CASCADAS" y "TORRENTES" A LAS PIEDRAS-PAISAJES MONTAÑOSAS

 

 

 

 

LAS INCLUSIONES DE CUARZO, A VECES,

SUGIEREN "NUBES" EN LAS PIEDRAS-PAISAJES MONTAÑOSAS

En esta Suiseki, parece que algunas nubes surcan sus laderas:

"La pequeña piedra muestra el valle, sugiere las nubes y el viento. Revela el cosmos.  Es la esencia de la belleza perfecta." 

ORIGEN HISTÓRICO DEL ARTE SUISEKI-DO:

Fue en China donde se registra el desarrollo inicial  del concepto de  las Piedras  Cósmicas (Suiseki), de manera autóctona, luego se las  exportó  al Japón, como importantes regalos de la Corte Imperial China, en China se denominaron genéricamente como GONGSHI.

Reflejando el gusto  chino de esa época, las Piedras eran brillantes, rugosas y  de formas   fantásticas. Las Suiseki de estas formas se popularizaron en Japón durante   muchas centurias, constituyendo un elemento de importante comercio.

 

Se ha descubierto que en América del Sur, la Cultura Moche y la Inca ya las conocían y las veneraban como altares simbólicos representando a los lejanos APU Sagrados.

       Durante el período temprano de desarrollo de las Piedras Cósmicas, éstas  eran apreciadas por su belleza natural y por su simbolismo filosófico.   Los principios estéticos con los cuales se juzga la calidad de una  Suiseki, han tenido un gran desarrollo en Japón donde se radicalizaron los cánones de apreciación, creando una divergencia con la tradición china. 

 El arte de las Suiseki, en Japón alcanzó la misma ubicación  en las Artes que la Caligrafía, la Ceremonia del Té, la Música, Literatura  y Arquitectura, alcanzando altos niveles de refinación y perfección. 

Los conocedores de las Piedras Cósmicas  se reunían en competencias  literarias, mediante poesías que describían las Suiseki, así, el aprecio por  éstas las llevaron a tener gran valor y enormes precios, surgiendo el Arte del SUISEKI-DO, como una forma de cultivo interior practicado por los Samuráis y los nobles.

Para los seguidores chinos de la Filosofía del  Yin-Yang, en estas Piedras se puede observar el simbolismo de los   elementos opuestos y complementarios de la fuerza del Universo; para los  japoneses Shintoístas la belleza de estas inusuales Piedras eran una   demostración de la fuerza espiritual de los dioses.

      Bajo la influencia del Zen, con su énfasis en la austeridad, meditación,  intuición y directa comunión con la naturaleza,  un tipo diferente de   Piedras Suiseki comenzó a ser apreciado. Eran consideradas como "mejores" las rocas negras (KURO) que representen en líneas simples, paisajes montañosos. 

 

.

  

Se desarrolló el gusto por   Piedras más sugestivas que explícitas, más naturales e irregulares que   artificiales y simétricas; más austeras y despojadas de ostentación,   colores y  brillos. Reducidas a elementos esenciales, las Piedras Suiseki  significaron refinamiento, introspección e iluminación.

 También se comenzaron a apreciar Suiseki que representen personas, animales, plantas y hasta marcas de superficie:

p. ej.:  Esta Suiseki que simboliza una mujer japonesa con kimono. Este tipo de rocas se denomina BISEKI.

  

ESTA SUISEKI SE DENOMINA "EL MONJE" 

"Reverencia"  

 

SUISEKI CON MARCAS EN LA SUPERFICIE 

En esta categoría, la mirada artística, plena de imaginación, nos hace ver innumerables fantásticas y sugestivas imágenes naturales. 

  

 

   

    

   

 

     

 

Esta imagen, es un trozo cortado y pulido de las famosas Piedras Escénicas, mármoles que muestran curiosas imágenes de paisajes formados por la infiltración natural de óxidos. Forman colecciones desde la Edad Media. Han servido como "lienzos" para artistas que usaban las marcas de base para completar pinturas.

 LOS MÁRMOLES ESCÉNICOS DE ITALIA: LAS PIETRA PAESINA

Estos mármoles se apreciaron como fuentes de curiosas imágenes de paisajes y de hasta ciudades medievales. Aún en la actualidad se elaboran pequeñas joyas con estas piedras con marcas naturales de complejos, increíbles y bellos paisajes.

 

 

En la antigüedad también se usaban las Pietra Paesina para hacer apliques en muebles. 

 

HISTORIA DE LAS PIEDRAS-PAISAJES EN CHINA

La historia del interés de los Eruditos Chinos (maestros intelectuales) por las Piedras Paisajes se remonta a la  la dinastía de Han (206 AC  al 220 DC) cuando los expertos, doctos eruditos chinos, comenzaron a usar piedras grandes para adornar sus jardines y patios.

El objetivo inicial era representar con rocas, un paisaje en miniatura, las míticas "Islas de los Inmortales" o Penglai.

 

Hay también antiguas referencias  de las rocas de jardín y de las piedras paisajes  individuales, en los poemas que se fechan en épocas tan lejanas como la dinastía Tang (618-907).

    

Se desarrolló inicialmente  el aprecio por  las rocas más grandes, de jardín, pero aquellas de  tamaño más pequeño permitieron a los eruditos chinos (artistas y poetas)  llevarlas dentro de las casas donde podrían ser admiradas y  meditar acerca de  ellas. Las más apreciadas eran las piedras-paisajes negras (Kuro).

  

Actualmente se aprecian las piedras (gongshi) que muestran paisajes:

 

LAS FAMOSAS PIEDRAS-ESCÉNICAS  DE GUOHUA :

Similares a las Piedras Escénicas de Italia, las Piedras Escénicas de GUOHUA, China, muestran en mármoles pulidos, con marcas naturales de superficie que sugieren complejos y fantásticos paisajes. En la actualidad hasta se engarzan joyas con estas piedras. 

Se forman extensas y valiosas colecciones con estas magníficas expresiones del Arte Natural.

 

     

    

La Piedra Suiseki es ESENCIAL y METAFÓRICA

 busca encontrar el mundo en una sola piedra. 

La Suiseki "privilegia la belleza natural" y la encuentra como un "objet trouvé" (objetos encontrados). Pero lo más importante: La Piedra Paisaje se basa en el encuentro, en el reconocimiento de que "la piedra es bella y significativa".

En el arte producido, es bello "aquello que el artista decide que lo es". Citando a Breton: ...- "el ready made" es un objeto manufacturado elevado a obra de arte por la elección del artista".

Se observa la dramática diferencia: mientras el artista afirma el papel central y preponderante en la obra, en la Piedra Paisaje éste se ve desplazado, anulado. Lo bello no es fruto ni de la creación ni de la acción del artista que opera e interviene sobre el significado del objeto: en la Suiseki, lo bello ya está ahí. Sólo falta descubrirlo, leerlo, escucharlo, reconocerlo, interpretarlo

"La pequeña piedra muestra el valle, sugiere las nubes y el viento. Revela el cosmos.  Es la esencia de la belleza perfecta."

Los "objets trouvés" representan un importante reto para el concepto mismo de la creación artística; pero es más; esta aproximación plantea una problemática ineludible: la de la autoría de la obra. En una piedra encontrada, ¿dónde está el autor?  "Es precisamente la etiqueta de autor lo que molesta" .

Al fin y al cabo, en las piedras encontradas, el autor se diluye, se desplaza, se anula: se disuelve. El "autor" de la elección de una Suiseki es alguien que decide desaparecer del mundo, dejar de significarse, dejar de afirmar su singularidad esencial y su unicidad. 

Las PIEDRAS PAISAJES fundaron el Arte de los Bonsai,

Se las requirió  para incorporarlos a los Penjing ( Paisajes escénicos complejos)

-no confundir con los shumu penjing, que solamente son los árboles miniaturizados denominados Bonsai en Japón: Las imágenes que siguen los muestran:

  

 

 

  

Tiene una gran importancia en el mundo de las Piedras Paisajes  el concepto de Penjing

Los cuales constituyen Piedras Paisajes escénicas, con innumerables aditamentos, esta composición es similar al concepto que se aplica al diseño de los Pesebres-Nacimientos de la cristiandad (introducido por San Francisco de Asís).

En los Penjings se incluyen, a escala, arbolitos bonsai, animalitos en bronce, figuras de personas e incluso se asocian a estas escenas compuestas a los "mame-bonsai", que son bonsái mucho más pequeños que los normales. 

La idea es lograr una verdadera reproducción paisajística que muestre la mayor cantidad posible de elementos.

Actualmente, los Penjings se han excluido como Piedras Paisajes, 

obteniendo un status propio, considerados primos-hermanos de las Piedras Paisajes, y fundando la disciplina Bonkei:  extensos y bellos paisajes miniaturas compuestos. 

 

 

HISTORIA DE LAS PIEDRAS PAISAJES EN AMÉRICA 

En América se puede rastrear la presencia de las PIEDRAS PAISAJES en antiguos centros ceremoniales y en palacios.

El más antiguo vestigio se encuentra en la Cultura Moche, en Ecuador, donde en una casa ceremonial ubicada sobre una Pirámide, se adoraba una Roca  situada sobre un altar, la cual al ser examinada resultó ser una perfecta réplica miniatura de un gran Apu, un cerro sagrado distante casi cien kilómetros. Se rendía homenaje a la Roca Suiseki que representaba al cerro sagrado.

 

Recientemente se pudo descubrir que en Machu Picchu, las ruinas peruana incaicas, se encuentran varias rocas sobresalientes de muros y construcciones, que son réplicas miniaturas de los cerros circundantes. 

  

En varias regiones rurales de Bolivia, Perú y Ecuador, se encuentran rocas importantes -del tamaño de un auto mediano- en lugares de fácil acceso, que son réplicas de los altos cerros más importantes de la zona, donde los pobladores hacen ofrendas a estas miniaturas en representación de los sagrados cerros.

En tumbas incaicas cerca de Cuzco, se han encontrado rocas pequeñas, réplicas de montañas sagradas, pero talladas, no naturales, lo cual hace pensar que para los incas, al igual que para los chinos antiguos, las piedras-paisajes no solamente se encuentran en forma natural, sino que también se tallaban. Abajo: ejemplo de una Piedra Paisaje china, que en realidad es una escultura de una montaña.

Así se encontró LA PIEDRA SAYHUITE, que es una gran Piedra-Paisaje tallada, encontrada en Apurimac, Perú

  DETALLE DE LA PIEDRA DE SAYHUITE

Se talló en la antigüedad esta gran roca que simboliza un sitio sagrado -cerros y ciudad- y se la ubicó en un lugar donde sería homenajeada por peregrinos que optarían por llevar ofrendas a esta simbólica piedra en vez de peregrinar al sitio original. Siguiendo hipótesis lógicas, es probable que el acceso al lugar sagrado original hubiera estado restringido ciertas épocas del año, o quizás por guerras sería imposible el peregrinar hacia esos lugares...el hecho es que las simbólicas rocas sagradas suplían complejos peregrinajes.

CIUDADELA COMPLETA TALLADA EN UNA ROCA : Qenqo (Perú)

 

Se puede apreciar en estas imágenes una mega escultura en un afloramiento rocoso, que simboliza una ciudadela sagrada a la cual peregrinar 

PIEDRAS-PAISAJES AGRÍCOLAS  -ANDENERÍAS-

Se encontraron en el campo, en Chiropac, Perú, estas Piedras-paisajes que muestran cerros con andenes de cultivo, talladas cuidadosamente en representación de los cerros originales, de esta manera podían rendir homenajes propiciatorios de buenas cosechas en estas rocas simbólicas.

Las andenerías eran objeto de culto y cíclicas ofrendas. 

 

Esta Piedra-Paisaje Andenería en el Valle de Colca 

 

 Piedra-Paisaje Andenería en ANDAMARCA -PERÚ-

 

CERROS TALLADOS EN APURIMAC 

CONSTRUCCIONES-ESCULTURAS DE CERROS SAGRADOS 

En otras regiones, se han encontrado construcciones que tenían por objetivo ser réplicas "armadas" y construidas de cerros sagrados, con una base que permitía resguardar las ofrendas rendidas a las "representantes" de los Apus sagrados verdaderos, quizás muy distantes y peligrosos de escalar. En Perú, recientemente se encontró en MARCA JIRA una ciudadela de estas construcciones cuyo "techo" es una armazón, la cual revocada de arcillas y con rocas servían para lograr los perfiles de los Apus sagrados. Estas imágenes muestran restos destruidos seguramente por la conquista religiosa de España.

 

Esta Ciudadela de Marca Jira, contiene construcciones que representan los cerros sagrados y en la base se encuentra un pequeño recinto para las ofrendas. 

  

 Estas construcciones en Marca Jira, verdaderas esculturas réplicas y simbólicas de los Apus sagrados, muestran que en la cultura pre-incaica, la idea omnipresente en los Andes, era utilizar rocas-réplicas o Piedras-Paisajes con fines ceremoniales, valorándolas también como sagradas.

  Actualmente los chamanes y paqos, reverencian estas piedras-paisajes, denominándolas "Abuelitas Ancestrales", marcando el hecho de que son más antiguas que los humanos. A través de la interpretación de los signos y símbolos que encuentran en sus superficie, se transforman en perfectos oráculos para quien las encuentre.

Existe un paralelismo entre las interpretaciones de la Antigua Cultura Andina, con las interpretaciones de los antiguos japoneses y chinos.

 

INTERPRETACIÓN DE UNA PIEDRA PAISAJE DE ACUERDO A LA CULTURA ANDINA 

 

 

 ¿PARA QUÉ PRACTICAR EL ARTE SUISEKI-DO?

Es una herramienta para el cultivo de nuevas sensibilidades, nuevas inteligencias y ampliar inmensamente la intensidad vital y descubrir nuevos ámbitos y tiempos de existencia, aumentando la vida misma.

El arte de practicar la observación de las Piedras Paisajes constituye también una ESCUELA ESTÉTICA donde el practicante no deja huellas, no interviene la naturaleza para imprimirla, sino que la descubre, la muestra, la celebra y solamente es “autor” del descubrimiento, y la interpretación de la Suiseki, que es personal y no transferible. En la práctica de este Arte no hay cultivo del ego.

Será una experiencia impulsada desde la fuerza espiritual, capaz de construir nuevos tiempos y nuevos caminos, para comprender nuestra conexión, como especie, con la Naturaleza.

La evolución personal por la experiencia de practicar Suiseki-Do será definitiva, sus miradas verán, naturalmente,  espacios y dimensiones nunca antes vistas. 

Las Suiseki, o Ancestrales Abuelitas ó Piedras Paisajes, son herramientas para la práctica de la meditación profunda, llevándonos a portales dimensionales donde el tiempo como lo conocemos se modifica y podemos viajar por el continuum, transformando la vida como la percibimos. 

Estas Artes Ancestrales hablan a la Humanidad indicando un camino de atención a la Naturaleza, una forma de evolución a partir del reconocimiento de las energías cósmicas universales, mediante el estudio y la práctica del SUISEKI-DO. 

El observador de una Piedra Paisaje, cuando se "conecta" con ella, en realidad está haciendo un profundo viaje a su interior, conociéndose más. Si estudia los "Dragones" o sea los pensamientos y emociones que le provoca estar en presencia de una Piedra Paisaje, comprenderá elusivos y profundos aspectos de su interioridad. La autorrealización se nutre de la comprensión profunda de los aspectos componentes de nuestro interior, incluso de los contenidos atávicos que desde la lejanía se expresan en nuestro ahora.

Uno de los hilos de conexión hacia los antepasados, es el PAISAJE. Compartimos el impacto en la sensibilidad que dejan los paisajes, sus climas y las múltiples vivencias conectadas. Así, movilizamos una conexión atávica, cuando contemplamos un paisaje, pero... esta movilización se multiplica y se hace eficaz al contemplar una Piedra Paisaje, ya que la mente, al ser estimulada automáticamente mediante la DISOCIACIÓN que se provoca, al contemplar una Suiseki profundiza y hace más nítidos "los mensajes ancestrales, presentes y ocultos en nuestra genética y en nuestra genealogía".

 

La Piedra Suiseki es ESENCIAL y METAFÓRICA

y busca encontrar el mundo en una sola piedra. 

La Suiseki "privilegia la belleza natural" y la encuentra como un "objet trouvé" (objeto encontrado). Pero lo más importante: La Piedra Paisaje se basa en el encuentro, en el reconocimiento de que "la piedra es bella y significativa".

En el arte producido, es bello "aquello que el artista decide que lo es". Citando a Breton: "el ready made" es un objeto manufacturado elevado a obra de arte por la elección del artista".

Se observa la dramática diferencia: mientras el artista afirma el papel central y preponderante en la obra, en la Piedra Paisaje éste se ve desplazado, anulado. Lo bello no es fruto ni de la creación ni de la acción del artista que opera e interviene sobre el significado del objeto: en la Suiseki, lo bello ya está ahí. Sólo falta descubrirlo, leerlo, escucharlo, reconocerlo, interpretarlo

Los "objets trouvés" representan un importante reto para el concepto mismo de la creación artística; pero es más; esta aproximación plantea una problemática ineludible: la de la autoría de la obra. En una piedra encontrada, ¿dónde está el autor?  "Es precisamente la etiqueta de autor lo que molesta" .

Al fin y al cabo, en las piedras encontradas, el autor se diluye, se desplaza, se anula: se disuelve. El "autor" de la elección de una Suiseki es alguien que decide desaparecer del mundo, dejar de significarse, dejar de afirmar su singularidad y su unicidad egoica. 

 

 Retornar a inicio

ESCUELA SUDAMERICANA  -  GUÍA DE CLASIFICACIÓN  -  FILOSOFÍA DE LA ESCUELA  -  EXPERIENCIAS PERSONALES   

 GUÍA DE CAMPO  -  LOS MAESTROS CHAKA-RUNA   -  CAMINANTES DEL DESIERTO  -  LAS FORMAS MAESTRAS